En la Ciudad de México existen numerosas personas que brindan ayuda a perros y gatos. Ésta generalmente se basa en alimentarlos sin brindarles un techo: los animales se mantienen en la calle, edificios o parques.
Son pocas las personas que tienen el humanismo, la dedicación y las posibilidades de recogerlos. Muchas menos son las que fundan pequeños asilos para darles guarida, alimento y asistencia médica. Uno de ellos es el originalmente felino de la Colonia Roma (Tonalá 19, a dos cuadras de la estación Insurgentes del Metro), que sostienen -con innumerables esfuerzos- dos vecinas: Nidia Ramírez y Natalia González. El aseo y esmerada atención está a cargo de muchachos que donan su trabajo para atender a 25 minimos (y ahora a 30 perros). Entre ellos, César Orozco.
Para llevar alimento, artículos de limpieza u otro tipo de ayuda, pueden dirigirse al refugio o llamar a los teléfonos 5219 3610 y 5219 3611.